¿Qué fue lo que te hizo engordar?

¿Te has preguntado por qué no puedes bajar de peso? ¿Por qué haces dietas y dietas y sigues sin soltar esa grasa que te estorba?

Todos conocemos los dos factores que nos hacen aumentar de peso: la falta de ejercicio y comer en exceso, ¿pero por qué lo seguimos haciendo? No podemos culpar a la ignorancia, así como no desconocemos el hecho de que el cigarro hace daño, aunque tanta gente lo siga haciendo.

Entonces, ¿qué nos engorda? Las emociones. Nuestros hábitos están enlazados a nuestras emociones y son ellas las que definen los resultados. Así, lo que realmente acumulas en tu cuerpo no es grasa, es el MIEDO, la falta de amor, la falta de autoestima, el sentimiento de estar abandonado, de estar solo, de estar desprotegido… Todo esto se manifiesta como hábitos alimenticios deficientes.

¿Por qué permitimos esto?

En realidad, las experiencias dolorosas nos sirven para enseñarnos lecciones y no deberían perdurar en nuestra vida, pero si nuestra inteligencia y drenaje emocional no están sanos el cuerpo retiene todos los sentimientos negativos.

¿No puedes procesar tu tristeza? Tu cuerpo intenta “comérsela”, ¿no puedes canalizar tu ira? Quizás puedas engullirla. Así has manejado los sentimientos negativos que llegan a tu vida y que no sabes cómo procesar.

¿Cómo detenerlo?

El exceso de grasa no es más que la forma que tiene tu cuerpo de llamar tu atención. Este exceso de peso desaparecerá cuando ese niño interior no sanado se dé cuenta de que está a salvo, de que es querido, de que es amado; entonces dejará de “crecer” mediante la grasa corporal.

Esta grasa es tu barrera, es el muro que has construido a tu alrededor para protegerte de los demás y, a veces, de ti mismo. Lo que contiene esa grasa no son más que tu fortaleza que intenta proteger a una niña interior que siente que el mundo le agrede, sus componentes son: Miedo, Falta de autoestima, Desvalorización, Ira, Rencor,

Resentimiento, Abandono, Estrés y todo aquello que te ha hecho daño a lo largo de tu vida y que no has sabido cómo tratar.

Dale paz y libertad emocional a tu niño interior derribando todo eso que te ha encarcelado en tu propio cuerpo.

Y recuerda que todo comienza por la mente, todos tenemos una autoimagen de la cual no nos hemos percatado, que nos hace caer en los mismos patrones una y otra vez.

         El peso extra que tienes en tu cuerpo primero se manifestó en tu mente, todos tenemos una autoimagen inconsciente que nos hace repetir siempre los mismos resultados

¿Te gustaría ser libre y sentirte bien?

Yo te puedo ayudar, conoce cómo: Programa individual o grupal, online o presencial “Mente sana cuerpo ideal” 12 sesiones terapéuticas.

Programa: Héridas de la Infancia, Creencias, Colocación de la Banda Gástrica (hipnosis), refuerzo de la Banda Gástrica (Hipnosis), Autoimagen, Suelta tus miedos.

Yola Padilla

www.terapeutayolandapadilla@gmail.com